El Palacio Episcopal

13 abr. 2015

Pues sí, ya han terminado las Fiestas de Primavera, volvemos a la rutina y a la normalidad. Y de momento no se ven más fiestas en el horizonte, por eso he pensado que para animarnos un poco y levantar el ánimo lo mejor es que nos vayamos de visita.

Y mi propuesta de hoy es que nos acerquemos hasta el mismo centro de la plaza del Cardenal Belluga a conocer un palacio del siglo XVIII, el Palacio Episcopal. Un edificio de estilo rococó, de planta cuadrada, sede oficial de la Diócesis de Cartagena.


Su construcción se inició en 1748 por iniciativa del obispo Don Juan Mateo, con maestros locales vinculados a Jaime Bort, como Pedro Pagán, José Alcani y Martín Solera.

El edificio tiene dos fachadas, la fachada que da a la plaza Belluga y la fachada de la Glorieta, conocida también como el Martillo. Precisamente las obras se iniciaron por la parte del Martillo, en donde se ubicaron las dependencias del obispo. Esta portada está dividida en dos partes en forma de L: el mirador del obispo, un saliente construido con el fin de tener un balcón sobre el río Segura y la parte posterior del Palacio alineada con los demás edificios de la plaza que cuenta con una artística reja.



La fachada de Belluga cuenta con una portada principal coronada por un balcón presidido por el escudo del obispo de Rojas, bajo cuyo mandato se finalizaron las obras y dos portadas laterales más pequeñas. La de la derecha da entrada a la pequeña capilla del obispo, de planta circular con columnas corintias y cornisa rococó.


En 1757 las obran seguían un ritmo muy lento por lo que el Cabildo Catedralicio, a través del obispo Don Diego de Rojas y Contreras, contrató a José López, discípulo de Bort, que fue quien realmente estuvo al frente de la construcción del palacio.

Tras un nuevo parón de las obras, en 1765 Baltasar Canestro se hizo cargo del proyecto, finalizando los trabajos en el palacio en 1768. Canestro fue quien aportó la riqueza de los escudos frontales, los detalles de los frisos y la decoración al fresco de la fachada principal.


El Palacio sirvió como cuartel general a las tropas francesas cuando en la Guerra de la Independencia los franceses sometieron Murcia a un terrible saqueo.


Otro uso diferente al administrativo tuvo lugar en 1862 cuando la reina Isabel II lo utilizó como residencia cuando visitó nuestra ciudad. Al igual que cuando Alfonso XII viajó a Murcia para estar junto a los murcianos en la trágica riada de Santa Teresa en 1879.


Del interior del palacio destacan el claustro, de dos cuerpos, y la magnífica escalera que une el claustro porticado con la primera planta.


La última gran rehabilitación del palacio tuvo lugar en el año 2000, fue efectuada y dirigida por el arquitecto Alfredo Vera Boti.


Datos de interés:
Palacio Episcopal

Dirección
Plaza del Cardenal Belluga nº 1




Horario de visita

De lunes a viernes de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00.
Sólo son visitables algunas dependencias. La entrada es gratuita.


Una curiosidad

El primitivo Palacio Episcopal se encontraba en la manzana configurada por las calles Salzillo, calle Azucaque, Polo de Medina y Plaza Belluga. Este palacio ocupaba gran parte de la nueva Plaza Belluga, creada tras la reforma urbanística que se hizo en la plaza por la construcción del nuevo imafronte de la Catedral.

Una vez derribado el viejo palacio se construyó el nuevo en el solar que hasta entonces ocupaba el Palacio del Adelantado Mayor del Reino de Murcia, justo enfrente del emplazamiento anterior.


Gracias por estar ahí, muchas gracias Pepe por tus magníficas fotos, nos vemos por Murcia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.