Conoce Murcia de la A a la Z. Con O de Órgano de la Catedral

25 ene. 2016

Un mes más y después del parón navideño llega al blog la sección Conoce Murcia de la A a la Z, mi pequeña contribución al gran proyecto que organiza Laura en su blog Miss Lavanda, el Proyecto de la A a la Z.

La protagonista de este mes de enero es la letra O. Una letra O que nos presenta uno de los instrumentos musicales más importantes de nuestro país, el Órgano de la Catedral. Un órgano que por su tamaño fue el más grande construido en España en el siglo XIX.



Este no es el primer órgano que tuvo la Catedral de Murcia. Antes que este la Catedral tuvo dos órganos barrocos que se perdieron en el incendio ocurrido el tres de febrero de 1854.

Tras el incendio el obispo Mariano Barrio con el asesoramiento de Hilarión Eslava (musicólogo, compositor, profesor de composición del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y Maestro de Capilla de la reina Isabel II) le encarga a la prestigiosa firma belga Merklin-Schütze la construcción de un nuevo órgano para sustituir los dos que se habían perdido en el incendio.

El órgano de madera de roble de Flandes fue construido por Joseph Merklin en París entre los años 1855 y 1856 pero varios retrasos hicieron que no llegase a Murcia hasta 1857. Se construyó en 18 meses y se envió a Cartagena en barco de vapor desmontado en 120 cajas. Desde Cartagena llegó a Murcia en 80 carretas.


Finalmente el Gran Órgano fue inaugurado el 8 de julio de 1857 con la participación de Ambrosio Arriola, el organista francés Reinaldo de Villbac, Máximo Jiménez, Julián Calvo, Joaquín González e Hilarión Eslava.

Las grandes dimensiones del espacio en el que se iba a situar el órgano permitieron a Merklin construir un órgano verdaderamente espectacular. De hecho el órgano tiene 18,28 metros de alto, 10,29 de ancho y 5,45 de fondo y ocupa toda la nave central, desde el suelo hasta la clave de la bóveda.

Un órgano con dos fachadas, la principal que es la que da al coro es de estilo neogótico y la trasera, la fachada del trascoro, con un estilo en consonancia con el retablo de la Capilla de la Inmaculada en la que se encuentra. En esta fachada trasera todos los tubos que vemos son sólo decorativos, es decir, no suenan, además debido a un error al tomar las medidas de la capilla, Merklin tuvo que suprimir dos castillos laterales porque no cabían. El coste total del órgano fue de 476.288,5 reales.


Durante los años siguientes el órgano ha sufrido diferentes restauraciones. Ocho años después de su construcción Schütze, socio de Merklin, le bajó un poco el tono y le puso un apoyo a los tubos que se habían doblado por su peso y el efecto de la gravedad. En 1978 el franciscano Antonio Montera y el canónigo Pedro Ortín realizaron un laborioso trabajo de reposición de todos los tubos dañados, y en 1988 Alejandro Massó realizó un fallido intento de restauración. La última restauración concluyó en 2008 y fue realizada por el taller de Jean Daldosso en Toulouse, uno de los más prestigiosos del mundo por su alta especialización.

El órgano de la Catedral de Murcia supuso un gran avance en cuanto a su concepción tanto desde el punto de vista tecnológico como musical, convirtiéndose así en un ejemplar único en Europa y en un modelo para el resto de casas organeras de la época.


En la próxima entrega de Conoce Murcia de la A a la Z la letra protagonista será la letra P, solo os digo una cosa preparad papel y boli porque va a ser una entrada muy dulce y típica murciana.


Gracias por estar ahí. Nos vemos por Murcia.

Image and video hosting by TinyPic
Sígueme también por aquí

facebook       pinterest      instagram     Blogovin

2 comentarios:

  1. Y pregunto yo¿y eso aun funciona? porque yo no lo he oído sonar nunca. Un saludico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí aún funciona. De hecho el pasado noviembre se celebró en la Catedral el I Ciclo Internacional de Órgano Murcia 2015 y durante todo el mes hubo conciertos. Un besazo amigo

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario. Me encanta recibirlos y por supuesto en cuanto pueda te respondo.